Descubre cómo ven las mujeres casadas los productos en los supermercados

A diferencia de las solteras las mujeres casadas tienen otras responsabilidades, entre las cuales está hacer un buen uso del dinero para el mercado del hogar. Con calculadora en mano, entran a un supermercado a comparar los precios de los principales productos, como alimentos, frutas, secos, enlatados, verduras, limpieza, aseo, entre otros.

Ahora bien, cuando comparamos a las mujeres casadas con las solteras, se puede pensar en porno casadas, sin embargo los productos que las diferencian son pocos. Desodorante, jabon, splash para el cuerpo y champú son algunos de los principales productos de aseo y cuidado personal que cambian luego del matrimonio.

Bien, pero, ¿hay alguna diferencia de precios de los productos para cada una de ellas?

En cuanto al cuidado capilar, lavado de cabello, los champús y acondicionadores varían, porque una mujer casada en muy pocas ocasiones elige uno para el su cuidado únicamente, elegirá uno que sea de buen uso para todos los integrantes del hogar y de un tamaño más rendidor, mientras que una mujer soltera no se preocupa por nadie pues es soltera, y podrá elegir un producto para un mejor cuidado capilar que frecuentemente tiene un costo más elevado.

El aseo personal, los desodorantes antitranspirantes para las mujeres casadas, ahora serán un poco más sencillos y en muchos casos por llevar una vida de ama de casa, no se preocupan por el olor, sino porque tengan componentes más fuertes para evitar la sudoración. La diferencia con las mujeres solteras en este caso es que ellas podrán elegir el de mayor agrado y que pase desapercibido. Por el lado de los jabones de baño, existe muy poca diferencia, pero si es cierto que los mejores jabones se encuentran en presentaciones unitarias, mientras que los jabones que compraría una mujer casada vienen en tripack por lo menos, para disminuir los costos y mantener la despensa del hogar con repuestos.

La vida cambia al tener una vida marital, al igual que cambian los hábitos de consumo de una mujer soltera a una mujer casada, lo que en un momento podía ser un estante lleno de perfumes y cremas para su cuidado, ahora cambiarían, por productos tuyos y de tu pareja y ni hablar si un bebé está en camino o ya está gateando por el hogar. Toda oferta que se presente a una mujer casada, será bienvenida, mientras que una mujer soltera podrá dejarla a un lado para elegir el producto de su preferencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© CASH STORE 2017